miércoles, 21 de marzo de 2007

Té para tres

Vi que lo besabas.
Mi ego se derrumbó.

No hay comentarios: