martes, 26 de junio de 2007

una última apuesta, pero el primer azar: ir a la ruta de los amores contingentes.

1 comentario:

Diario de lectura inversa dijo...

el azar es prima hermana
de la magia.



sabías?

yo así lo creo.



*


-firme-mente-