sábado, 28 de julio de 2007


[...] incluso nuestros nombres delinearon el cielo corrigiendo algunas faltas de ortografía cometidas por astros intermitentes.

4 comentarios:

Pamela Bram dijo...

nuestros nombres
superaron la velocidad de los cometas

pero no olvidamos pedir un deseo

seleccionaleatoria dijo...

(somos nuestros errores y nuestros deseos errantes)

SOY13 dijo...

Situación más bien estética en esas erratas estelares. Frente al papel de pronto pasman, dependiendo de su magnitud, pero allá (en el firmamento) todos esos tachones, brutales incoherencias, lastimosos trazos son deseos sublimados - -

chicasiniestra dijo...

los errores ortográficos
son culpa del piloto
luego de hablar con él
reconoció que era
la primera vez que le solicitaban
mensajes de amor en ese cielo.